Bienvenido a Educacion infantil

Literatura -> Jugar y leer

EL PLACER DE LEER EL JUEGO EN LA ANIMACION A LA LECTURA ¿POR QUí‰ SE LEE? Los motivos más poderosos por los que leemos aquellos de nosotros que leemos, podemos reducirlos a dos: leemos por interés y/o por gusto. Tanto uno como otro son capaces de ser aprovechados para potenciar o potenciar hábitos lectores. En principio, y en los primeros ciclos, tratamos de que el potencial lector adquiera una cierta destreza en el hecho de leer u ojear primero y en el de leer u ojear libros u obras después. Una buena manera de facilitar la tarea del maestro consiste en aprovechar las habilidades e inquietudes propias de las diferentes edad (años)es (años) de los alumnos. Siempre leer u ojearán más fácilmente textos acerca de temas relacionados con sus circunstancias, su entorno o sus aficiones que acerca de materias ajenas a sus intereses. Un buen ejemplo de ello se dio en un colegio mexicano con ocasión de los mundiales de fútbol. En este centro ( formativo y educativo) lograron, con enorme éxito, captar el interés de los alumnos en áreas similar a la geografí­a, las matemáticas o la lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) , trabajando con temas relacionados con el evento, tales similar a los paí­ses participantes -- ubicación, historia, etc--, los resultados de los partidos y la combinatoria de los goles en relación al desarrollo o evolucion del campeonato, o la lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) de biografí­as de alguna estrella, cuentos o fabulas de fútbol, o artí­culos acerca de los mundiales. EL PLANTEAMIENTO La idea de la animación a la lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) a través del interés del libro o de la "recompensa" por leer u ojear ( leer u ojear por gusto). Sigue el razonamiento expuesto más abajo: 1. Al principio lo importante es adquirir técnica, leer u ojear con destreza... LO QUE SEA. 2. Si hay destreza en el uso de una herramienta, nuestra tendencia a usarla será mayor. Este es un motivo por el cual muchos niño y/o niñas y niñas prefieren buscar información en Internet que en la biblioteca. Controlan mucho mejor los comandos de la máquina que el orden y colocación de los volúmenes en los anaqueles. 3. ¿Cómo adquirimos destreza en el uso de una herramienta o en el desarrollo o evolucion de una habilidad? Mediante la práctica o el en medio denamiento. 4. ¿Qué dos tipos de en medio denamiento podemos utilizar? 5. A nosotros nos interesa el segundo. Es decir el que se da en el momento que alguien repite un proceso durante una actividad cuyo fin no es el proceso en sí­. Un ejemplo podrí­a ser la habilidad sumatoria conseguida por un empleado de banca a energia de cuadrar balances. Voy a tratar de aportar algunas ideas para conseguir que el niño y/o niña en medio dene la lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) de motu propio (o casi). Voy a utilizar el sistema de en medio denamiento camuflado. Y voy a centrarme en el juego o diversion y en el interés del alumno en determinados temas como medio para lograr que el niño y/o niña lea. Se trata de lograr que el alumno acepte primero y desee después leer u ojear porque de ello se derivará (y él lo sabe) una actividad especial. Y, demás que gracias a ello el niño y/o niña se acerque a otros aspectos de la lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) que además son disfrutables y en que aún no habí­a descubierto. PONGíMOSELO FíCIL! Existen en el mercado un buen número de obras divulgativas, de lenguaje (escrito o hablado) adaptado a las diferentes edad (años)es (años) de los pequeños lectores y otros para más mayores. Desde historia novelada hasta la crónica (novelada además) de sucesos por Watson y Crik, o el descubrimiento del SIDA y los métdos mediante los cuales detectarlo (Más grandes que el Amor, de Dominique Lapierre) para los más mayores podemos encontrar obras que faciliten el acercamiento a un determinado tema de interés de una forma más amena que la del libro de texto. Enterémonos de las cuestiones que les interesan y proporcionémosles lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) s fáciles acerca de los mismos. Por lo mismo reconozcamos su interés, apoyémoslo y premiémoslo. No dejemos pasar la oportunidad de demostrar que la iniciativa por la lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) es algo de lo que sentirse orgulloso. ¡Ah! Y lo más importante, no transformemos el libro en un instrumento de tortura, en un permanente presagio de trabajo extra o tareas o actividades serias. No se trata de obligar al niño y/o niña a leer u ojear, se trata de crear las circunstancias idóneas para que este lea. No es fácil, sin embargo es el camino de lograr lectores por afecto a la lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) , lectores que seguirán leyendo en el momento que nadie les obligue. Hagamos madurar el deseo de leer u ojear y serán los propios niño y/o niñas y niñas los que nos pidan libros u obras. ¿POR QUí‰ JUGAR PARA LEER? Algunas razones: 1. Es divertido. 2. Deja buen sabor de boca y ganas de seguir jugando (...Leyendo). 3. Convierte un rato de trabajo en una fiesta. 4. Los niño y/o niñas y niñas entienden espontáneamente que para jugar o recrearse hay que seguir ciertas reglas. Por lo tanto nos ahorramos trabajo a la hora de hacer seguir normas para realizar la actividad. 5. Los niño y/o niñas y niñas juegan de forma natural. Casi no hace falta animarlos a que jueguen. Aunque, eso sí­, conviene guia (pautas)r el desarrollo o evolucion del juego o diversion. El profesor o maestro más que jugar o recrearse con ellos ha de tomar el papel de moderador, de árbitro y/o guí­a de la actividad. 6. Los alumnos ya tienen bastante "trabajo" que llevar a cabo. Podemos aprovechar el que están deseando hacer algo distinto y convertir el hecho de leer u ojear en un juego o diversion y hacer que del hecho de leer u ojear se derive un buen rato. Que esta asociación " lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) = rato agradable" se convierta en algo habitual. LA ACTIVIDAD, PERO ¿QUí‰ TRATO DE CONSEGUIR CON ELLA? Las tareas o actividades de animación a la lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) tiene quen ser participativas y los niño y/o niñas y niñas han de realizarlas por gusto. Es por ello que soy un firme detractor de sistemas similar al de mandar a posteriori (y de manera obligatoria) fichas acerca de la lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) realizada, y el hacerlo de manera sistemática en forma de tiene queres para casa u hogar o trabajo extra. Ello sólo contribuye a reforzar en el alumno una asociación del tipo lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) = trabajo extra que no favorece en nada el desarrollo o evolucion de la afición de leer u ojear. Hemos de organizar tareas o actividades donde los alumnos puedan tomar parte, dejar que los niño y/o niñas y niñas intervengan e incluso potenciar o potenciar esta participación. Que demuestren que se han formado una opinión acerca de la historia del libro o los transversales que se tren, ante los demás. Pero además hemos de cuidar que el grupo no se embarulle. En los siguientes apartados planteo algunos trucos para ayudar a este fin. Los juego o diversion que expongo están pensados para promover la actuación de los alumnos. Démosle la oportunidad de ser los protagonistas del evento. Permitámosle que ( en el momento que se hayan leí­do un libro) sean la figura principal del acontecimiento de la animación a la lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) (aunque, por supuesto, no lo llamemos así­ delante de ellos). En cuanto a cómo plantear las circunstancias de la actividad, lo más efectivo es que ésta se desarrolle en un marco lo más extraordinario posible; algo que sólo suceda en el momento que se haya leí­do. Ha de salirse de lo normal y cuánto más excepcional sea (dentro de un orden) mejor. Convirtamos el aula en un lugar mágico por una (o más) horas. Ayudados por la imaginación de los niño y/o niñas y niñas hará falta muy poco para conseguirlo. Bajar un poco las persianas y colocarnos un gorro especial o una insignia llamativa y poner un poco de música de fondo obrarán milagros. Pero de nada servirá que organicemos una buena "función" sino potenciamos antes el interés por la animación acerca de todo en las primeras acciones, luego los chicos ya saben que algo bueno sigue a la lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) . Preparamos al alumno para una actividad fuera de lo normal. Piquemos su curiosidad las primeras veces y afirmemos su complicidad en las siguientes. Cuando el sepa que se acerca un rato de " magia" colaborará desinteresadamente. EMPECEMOS POR CONOCER EL LIBRO LOS MíS PEQUEí‘OS Para los niño y/o niñas y niñas lo primero es hacerles entender que en los libros u obras hay cosas interesantes y divertidas. La voz del padre, madre o maestro, atendiendo a este fin, son insustituibles a la hora de crear intimidar en medio de el niño y/o niña y el libro. La confianza al acercarse a un objeto nuevo, como es el libro para los primeros lectores, es capaz de potenciarse enormemente de la mano de la lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) de cuentos o fabulas o de la narración de los mismos (siempre y en el momento que se haga conocer que el origen de las historias está en los libros u obras). No es fácil, hay que leer u ojear entonando y dando expresión a las frases. Re desea un esfuerzo sin embargo es un camino espléndido de convertir un objeto de papel impreso en un guí­a afectuoso en el descubrimiento de la vida. EL LIBRO OBJETO: El LIBRO con mayúscula, sus porqués y sus cómos, es algo importante que los niño y/o niñas y niñas tienen que conocer para saber con qué están jugando o trabajando. Algunos de estos porqués y de estos comos son: ¿Por qué es de papel y no de madera o de hierro o electrónico? ¿Por qué es cuadrado y no redondo? ¿Por qué las páginas son blancas y no verdes, la tinta negra y no amarilla, y las hojas de papel y no de cartón? ¿Qué es la portada? ¿De donde salen los libros u obras? ¿Alguien los escribe a mano? ¿Alguna máquina los inventa? ¿Tienen las mismas historias? Estas y otras cuestiones son capaces de resolverse jugando. A mi me gusta aclarar estas cuestiones jugando del juego o diversion del Libro por Fuera. Pero no nos adelantemos. SUGERENCIAS PARA LIBROS ESCRITOS EN VERSO, PARA LOS MíS PEQUEí‘INES: (aunque además se son capaces de utilizar en prosa). Esta es un estilo diferente de la prosa, en el que los niño y/o niñas y niñas han leí­do más. En el juego o diversion el profesor reta a los niño y/o niñas y niñas que le pillen en el momento que cambia palabras en el texto. El juego o diversion se complica según va avanzando. Al final se lee el libro entero varias veces. Fases: 1. Leemos a velocidad normal sin embargo en medio de la lectura ( libros u obras, cuentos o fabulas,etc) cambiamos algunas palabras. Sugerencia: Apunte las palabras previamente en su libro con lápiz y complique, según vaya avanzando, la diferencia fonética con las palabras sustituidas. O bien haga dos anotaciones (una con lápiz azul y otra con negro) siendo un color el de las palabras difí­ciles y el otro el de las más fáciles y use u otra a voluntad. 2. Cambie la velocidad. Algunos párrafos (previo aviso) léalos a todo pastilla. Así­ de rápido es más difí­cil que se noten los cambios de palabras. 3. Lea algún párrafo literalmente sin sustituciones) y luego pregunte donde estaba el cambio. 4. Cambie renglones ( además previa explicación del cambio de estrategia). Escoja un párrafo y lea los renglones salteado; primero el que está en tercer lugar, luego el que está de primero, luego el que se encuentra en segunda posición, etc. Otras sugerencias: · Representar con gestos cada uno de los poemas. · El profesor/a lee cada poema dejando que los niño y/o niñas y niñas digan la última palabra de cada verso. · Los niño y/o niñas y niñas hacen el eco de cada verso, repitiendo dos veces la última palabra del mismo. · Hacer una melodí­a para cada uno de los poemas. · Aprender uN poema con ayuda de dibujos. PARA CHICOS UN POCO MíS MAYORES: EL JUEGO DE LOS ENGAí‘OS: Es un juego o diversion divertido en el que el profesor tiene que intentar engañar a los alumnos cambiando las escenas del libro por otras ( en el momento que más disparatadas mejor) que se le vayan ocurriendo. Se trata de una apuesta: el profesor afirma ser más listo que la clase y ser capaz de engañarlos al menos una vez, cambiando la acción del libro. Se comienza en la competición y poco a poco se va cambiando a una dinámica divertida. Este juego o diversion es capaz de dar lugar a cambio de finales o en la historia misma. Cuando el profesor cambia algo los que se han dado cuenta han de decir : ¡¡¡Noooooo!!!., luego levantan la mano y algunos de los que la han levantado dice qué es lo que realmente pasa en el libro. En este juego o diversion sigue vigente la regla de las cuatro cosas que no se son capaces de hacer. Una de las posibles variantes es la de hacer dos equipos. Cuando se cambia algo el que primero levante la mano contesta. Si lo hace correctamente se le da un punto al equipo y si no, se produce rebote al equipo contrario. Para evitar el exceso de protagonismo de algunos alumnos/as está prohibido responder dos veces seguidas y responder sin ser preguntado. En estos casos se penaliza al equipo con dos puntos. Truco: Para evitar embarullamientos y que hablen a la vez haga un barrido de lado a lado de la clase preguntando a todo el que tenga levantada la mano. Advierta que no se vuelve atrás. Si a alguno se le ocurre una intervención en el momento que ya se la ha pasado tiene querá guardarla para la siguiente vez. PARA TODO EL MUNDO EL JUEGO DEL LIBRO POR FUERA Lo primero es guardarse las espaldas. Preveamos los incidentes tí­picos de un juego o diversion participativo en el aula. Para ello es casi indispensable que nos convirtamos ( durante el duracion necesaria que dure el juego o diversion) en cómplices del grupo -no de algunos niño y/o niñas y niñas ¡ojo!, del GRUPO--. LAS REGLAS: · Hay cuatro cosas que no se son capaces de hacer durante el juego o diversion: 1. ¡¡¡¡¡ Yo, yo, yo, yo,....! 2. ¿Yo?, ¿A mí­?. 3. Eeeeeeeehhhhhh..... 4. Hablar bajito. · Las apuntamos en la pizarra (por lo menos las primeras veces). · Hay que ser rápido, este juego o diversion re desea vivacidad para no caer en el aburrimiento. · Este es un juego o diversion de cuestiones y respuestas, un juego o diversion de ingenio, de adivinanzas, en él nosotros planteamos las cuestiones y ellos formulan las respuestas. So no averiguan la solución, les damos pistas. · No se son capaces de repetir respuestas. Si alguien lo hace le llamamos la atención con un sonoro ¡¡¡ No vale repetir respuestas!!!. Y si vuelve a repetir, entonces recabamos el apoyo de toda la clase y se lo decimos a la vez. · Las cuestiones que nosotros formulamos a los alumnos (y escribimos en la pizarra) son: _ ¿Quién es el autor? (por supuesto ellos no son capaces de tener el libro adelante) _ ¿Por qué es importante saber quién es el autor de un libro que ni hemos leí­do? Para comprar más de él si nos ha gustado y no comprar ninguno otro si no nos ha gustado. _ ¿Qué otras cosas hay en el libro, por fuera, que nos ayuden a saber cual es capaz de ser mejor, si al pedir un libro de un autor conocido nos ofrecen varios distintos? (ahora si son capaces de tener el libro delante, los más pequeños tiene quen buscarlas el libro por fuera). Tí­tulo, resumen, colección, portada o dibujos de fuera, y ediciones. _ ¿Para qué sirven todas estas cosas? · Las respuestas y/o las pistas hay que dárselas en forma de cuentos o fabulas o anécdotas, a fin de que sea el alumno el que descubra los porqués. Lo retendrán mucho mejor si lo descubren ellos que si se lo decimos nosotros. Otras sugerencias: - Dependiendo de la edad (años) de los niño y/o niñas y niñas , organizar una visita a una imprenta. - Una exhibición del funcionamiento de un programa de autoedición (si el colegio dispone de ordenadores) es capaz de ser clarificar tremendamente el proceso de fabricación de un libro. - Se son capaces de escribir uno o varios cuentos o fabulas en clase y luego encuadernarlos haciendo varias copias. Los niño y/o niñas y niñas se son capaces de llevar uno cada uno y el colegio quedarse con algunos a su vez. - Por supuesto, traer al aula narradores, ilustradores o algún autor de libros u obras ( en este último caso, del libro leí­do).

Cuentos por edades
Fomentar habitos de lectura
Fomentar la lectura
Fomentar la lectura 2
Fomentar la lectura de poesia
Habito de lectura
Jugar y leer
Libros para niños
Libros para padres y madres